#DoctorTele | El calvario de TERELU CAMPOS

La entrada de Bigote Arrocet, actual pareja de María Teresa Campos ha sido la puntilla para el machaque que sufre Terelu Campos desde que decidiera cambiar de táctica y participar de la tan peligrosa "tele realidad" a través de LAS CAMPOS.

  
No lo está pasando nada bien. La hija de Teresa Campos pasa por uno de sus momentos profesionales más difíciles. La participación de Bigote Arrocet en SUPERVIVIENTES la pone constantemente entre la espada y la pared en un terreno que no domina a la perfección. Las críticas de sus compañeros hacia el novio de su madre, en especial de Mila Ximenez y Kiko Matamoros, la ponen en un brete constante. Se cuestiona la personalidad de Bigote y hasta su relación con ellas.

Todo comienza hace un tiempo cuando madre e hija deciden cambiar de táctica con miras al futuro profesional de ambas. Las cosas flaqueaban en QTTF, Terelu seguía sin el programa propio que tanto anhelaba y para colmo los rumores de una presunta deuda terminaba por complicar las cosas aun más si cabe. Así que ante la sorpresa de todos, el clan Campos decidía protagonizar su propio reality donde mostraban su día a día.

La imagen de las Campos, hasta entonces impecables y siempre ceñida a un tipo de televisión más tradicional, comenzaba a cambiar y la audiencia asistía alucinada a imágenes antes totalmente impensables: Teresa en su magnífica piscina sin maquillar o hablando de su relación con Edmundo, Terelu acabada de despertar o comiendo como si no hubiera un mañana y una tercera en discordia: Carmen Borrego, la hija pequeña que de directora y no querer saber nada de las cámaras, se convierte en rostro asiduo de Telecinco.

De chica distante y hasta pija a mujer desinhibida que no duda en salir con una porra en la mano, bebiendo o hablando de sexo con las amigas. La imagen de Terelu va transformándose a una velocidad absolutamente alucinante. Telecinco, maravillada ante este cambio de chip, experimenta con ella metiéndola en GHVIP durante unos días a convivir entre otros con Toño Sanchis, antiguo representante de Belén Esteban y suyo propio. Y pronto se convierte en la nueva diana de los colaboradores de SALVAME que ven en ella un nuevo personaje a explorar.

Sin embargo, Terelu ha echado el freno. Intenta que todo vuelva a ser como antes. Recupera su faceta más reservada y se niega a hablar de nada de lo que no tenga que ver directamente con ella. Aguanta el tipo y es de admirar pero a juzgar por el comportamiento del resto de compañeros, ya es demasiado tarde. El show solo ha hecho empezar.

@DoctorTele

Comentarios