Lo que debería tener en cuenta UN DOS TRES en su regreso

La noticia lleva tiempo recorriendo los pasillos de las teles. Alejandro Ibañez Nauta, hijo del mítico Chicho Ibañez Serrador desea resucitar el UN DOS TRES... Aunque hoy parece prácticamente imposible, lo que tengo claro es que el lugar del concurso está en TVE. Está demasiado ligado a su historia como para separar sus caminos. Aunque también es verdad que Antena 3, cadena con la que ya se está conversando, es la mejor alternativa. 
Los humoristas, claves en el éxito del UN DOS TRES a lo largo de su historia

La primera recomendación al concurso es la de no superar las dos horas. Algo que vemos imposible por ese maldito empeño de alargar los programas innecesariamente para engordar su share. La vuelta de un clásico no admite a anónimos. Aunque Luis Larrodera hizo un excelente papel, pagó su novatada. Así que lo primero por lo que se debería apostar es por un rostro reconocible. El propio Chicho intentó en la última etapa contar con Lydia Bosch como presentadora del concurso. ¿Quién mejor que alguien que ha trabajado en él para llevar las riendas? Le sucedió a Mayra, quien por cierto, debería estar al menos en el primer programa a modo de invitada para pasar el testigo al nuevo. Sería un gancho para la audiencia en el regreso. Y en su misma situación, conocedora del programa antes de hacerse cargo de él, hay dos nombres que se me ocurren de repente: Paula Vázquez y Eduardo Aldán. Nombres que podrían barajarse junto a otros que o bien han trabajado ya con Chicho como es el caso de Nuria Roca (que también sonó para la etapa de 2004) o profesionales que se han declarado fan como es el caso de Jaime Cantizano. Los hay que repetirían: es el caso de Luis Larrodera o Miriam Díaz Aroca. Aunque sería una mirada al pasado que no beneficiaría demasiado...

La esencia del concurso debe ser la misma aunque evidentemente adaptándose a los nuevos tiempos. Si hay algo que proporcionó muy buenos datos en la última temporada fue la tanda de las preguntas, por lo que yo no la tocaría en absoluto. Si acaso, si no hay personajes que verdaderamente encajen en la figura de los tacañones, se podría prescindir perfectamente de ellos. Es preferible eso a hacer lo que hicieron en la última edición... Aunque es verdad que siempre he visto a las Supremas de Móstoles como dignas sucesoras de las HurtadoLa eliminatoria debería ser más dura que en anteriores ediciones. Al público le gusta sorprenderse de la dificultad de las pruebas para ver en los concursantes a auténticos héroes.

En cuanto a la subasta tendría claro una cosa: no debería durar más de cincuenta minutos. Tiempo mas que necesario para sorprender al espectador a base de números musicales, visuales, humoristas y la intriga del premio final. Lo básico para que en casa no haya hueco para el aburrimiento. Si hay algo que siempre caracterizó a la última parte del programa fueron las intervenciones de magos y humoristas: Jandro o Luis Piedrahita encajarían perfectamente en el tipo de magos del programa que aúna magia y humor. En la parte de actores, todo es reinventarse: aparte del elenco fijo del programa en el que podrían casar perfectamente nombres como los de Yolanda Ramos, Silvia Abril o Dani Rovira, ¿por qué no dar la oportunidad cada semana a un nuevo talento? Un concurso dentro de la subasta donde la audiencia pudiese elegir a su preferido para continuar así en semanas posteriores. Le daría un toque más actual alejado del humor que hoy estaría tan mal visto a base de simples chistes. Por último, los grandes decorados y sus números musicales siempre tuvieron un peso importante en la subasta. Pero como los tiempos cambian, en esta nueva etapa un invitado famoso podría encargarse de protagonizarlos junto a un cuerpo de baile mixto. 

¿Tendría cabida en el nuevo 1,2,3... sus famosas chicas? Ahí nos encontraríamos con un problema ya que según ha avanzado la sociedad, su papel sería cuestionado continuamente al verlas como mero adorno. Quizás su presencia, a la que yo agregaría chicos, la limitaría a cantar y bailar y a ayudar al presentador/a en los juegos o en la tanda de preguntas. Tal y como ocurre hoy en programas como TU CARA ME SUENA. 

En definitiva, una vuelta de tuerca más para un formato que lo tiene todo para seguir triunfando. Eso sí, siempre y cuando se adapte a los nuevos tiempos. Si no, está predestinado al fracaso.

@ManoloDevesa

Comentarios