#EnVHS | Las series que LA BOLA DE CRISTAL nos enseñó

Cada mañana del sábado, media España se sentaba frente al televisor para disfrutar de uno de los programas más transgresivos del momento. Destinado al público infantil, supo enganchar tanto mayores como a pequeños. Hablamos de LA BOLA DE CRISTAL

Alaska se puso al mando de un programa infantil que décadas después sigue recordándose con el mismo cariño
Dentro de las muchas secciones que componían LA BOLA DE CRISTAL, estaba EL LIBROVISOR, un apartado donde se emitía cada semana una serie. A lo largo de los cuatro años que duró el programa (1984-1988), pudimos conocer a toda una legión de personajes que nos robó el corazón y que a día de hoy se recuerda con una sonrisa en los labios. Los Monster, Embrujada o La Pandilla nos hicieron arrancar en grandes carcajadas. Hoy aquí las recordamos.

LA PANDILLA:

Cuando la conocimos en LA BOLA ya nos parecía antigua. Normal. Porque en un principio, la serie comenzó sin sonido y fue a partir de 1929 cuando se pudieron escuchar las voces. La serie contaba las aventuras de un grupo de niños que actuaban de un modo bastante natural. 


LA FAMILIA MONSTER:

El terror como base de una comedia. La familia Munster era una familia anormal donde a pesar de contar con un día a día muy parecido al de una familia típica, su principal peculiaridad estaban en sus aspectos: un Frankestein como padre y una vampiresa como madre, un hombre lobo como benjamin y un abuelo vampiro. La única de aspecto más corriente era Marylin, sobrina del matrimonio que se veía en serios apuros cada vez que un chico quería conocer a su familia.




EMBRUJADA:
Si algo tuvieron en común las series de LA BOLA fue el presentarnos a familias peculiares. Tras LOS MONSTER llegó Samantha, una bella y dulce joven que tenía la peculiaridad de ser bruja. Cuando se casa con Darrin no es hasta la luna de miel cuando le confiesa la verdad. No están solos, les acompaña la familia de ella todos brujos. A Darrin le costará aceptar esta realidad sobre todo cuando amigos o compañeros de trabajo van a su casa.

Comentarios