#DoctorTele | LEVÁNTATE con faldas y a loco

Telecinco estrenó el pasado sábado la versión VIP de LEVÁNTATE que ya tuvo una primera edición con anónimos. A un Jesús Vázquez con faldas y cantando tras los dos milímetros escasos de tu boca, se unió Alaska y su ególatra marido.

Una de las características de Jesús es su siempre arriesgado vestuario...
Telecinco estrenó con acierto y liderando (16,1%) este sábado su nuevo programa de entretenimiento. LEVÁNTATE ya había tenido una edición antes. Lo confieso, primera noticia. Pasaría ante mí tan desapercibida como para la audiencia aquel programa de debates políticos que Cuatro estrenó hace unos meses en pleno access time... El caso es que JESÚS VÁZQUEZ se presentó de esta guisa en la primera gala del subtitulado programa ALL STARS. Con faldas y con micrófono en mano cantando junto a Alaska aquello de las "Mil Campanas". No es la primera vez que Jesús se lanzaba a eso de la música. Ya lo hizo hace la friolera de veinte años cuando cantaba por los diferentes platós de televisión "A dos milímetros escasos de tu boca" o "Y yo te besé".


El programa en cuestión tiene su punto "telecinquero" (entre los concursantes está Toño Sanchís, que se postula ya como el nuevo gran frikie de la casa) pero al margen de eso y pese a la pesada presencia de Mario Vaquerizo que intenta una y otra vez tener su minuto de gloria con frases sin sentido alguno o fuera de lugar, el programa logra tener un buen ambiente para el tan denostado sábado noche. Hay una clara intención de recrear el excelente buen rollo de TU CARA ME SUENA con algunos de sus rostros (Adrián Rodríguez, Melody, Toñi Salazar, Los Chunguitos...). Y la presencia de Jesús Vázquez siempre es una garantía. 
Por eso mismo, el programa ha gustado a la cada vez más "exquisita" audiencia (entrecomillaremos lo de exquisita al recordar algunos programas que triunfan aun). La presencia de Alaska y Mario es agridulce. Por un lado tenemos a la fantástica Olvido Gara que da rienda suelta a sus conocimientos musicales tras más de tres décadas dedicadas al mundillo. Por otro, Mario no tiene otra ambición sino chupar cámara aunque sea con frases que no vienen a cuento o para soltar una de sus histéricas carcajadas.
Es lo que tiene cuando en un programa no hay demasiadas expectativas. Que si no está del todo mal, hasta sorprenden. Lo malo de todo esto es que Telecinco en un alarde de gran imaginación lo comience a "salvamerizar" y la presencia de Los Chunguitos comience a ser excesivas, Toño se enfade por las valoraciones del jurado y comiencen el envío de mensajes a otros programas de la casa. Entonces ahí, el programa habrá fracasado.

Comentarios