#DoctorTele | PABLO IGLESIAS y el árbol de la discordia

El juego de la poda de árboles acabó de una manera inesperada que levantó las críticas de los twiteros
PABLO IGLESIAS visitó anoche EL HORMIGUERO en una edición que se emitió en pleno prime time y que le hizo liderar rozando el 22% de share y anotando así su récord más absoluto. El Pablo que vimos ayer poco tuvo que ver con el que estamos acostumbrados a ver y no hablo del líder de PODEMOS sino del presentador del programa de Antena 3. Motos sometió prácticamente a un tercer grado a Iglesias e hizo preguntas que las redes sociales catalogaron de cañeras a lo que yo agrego además "interesantes" porque la mayoría de ellas la hubiésemos hecho nosotros mismos dado su interés general. Hasta ahí bien. Lo malo viene si lo comparamos con el trato que en su día recibió la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saez de Santamaría, Albert Rivera o el Secretario general del PSOE. Mucho más suave y no tan reiterativo.
Aun así, PABLO IGLESIAS con su particular manera de ver la vida, supo estar acertado y demostró que independientemente de su validez política que aun no hemos podido comprobar, es el mejor orador que tiene la política española. Iglesias atrapa al espectador porque tiene la habilidad de soltar justamente lo que el espectador desea escuchar. Otra cosa, es que sus medidas den los resultados deseados o se puedan llevar a cabo. Da la sensación de que en sus palabras hay más "buenas intenciones y gestos" que "soluciones reales".
Tras la entrevista que abrió el programa, IGLESIAS fue mostrándose cada vez más cómodo hasta el punto de bromear, reir y hasta cantar con guitarra en mano. Sin embargo, una de las partes del programa logró conseguir una enorme polémica en las redes sociales: el árbol donde el líder de Podemos tenía que podar precisamente algunas opciones políticas. Fue precisamente cuando podó la monarquía aludiendo que le gustaría que el Rey Felipe VI se presentase a una especie de referéndum para que la ciudadanía decidiese si está de acuerdo con su reinado o no. En ese momento, Pablo Motos fue a publicidad tras exclamar: "Están haciendo por ahí aspavientos. Volvemos en 20 segundos". Frase ésta, por cierto que no aparece en el vídeo que le ofrecemos más abajo... Pero así fue, volvieron y a la vuelta, el árbol ya no estaba. La palabra censura comenzó a rular por las redes sociales acusando unos al programa y otros al propio equipo de PODEMOS de hacer algún tipo de llamada para que no siguieran con el "juego". Sin duda, una noche en la que la política volvió a vivirse como el gran espectáculo y esa cosa más cercana en la que la televisión privada la ha convertido.

Más vídeos en Antena3

Más vídeos en Antena3

Más vídeos en Antena3

Más vídeos en Antena3

Comentarios