#DoctorTele | JESÚS CASTRO ó cómo maquillar las evidentes limitaciones de un actor

En el caso de JESUS CASTRO, no siempre belleza y talento fueron juntos
Antena 3 estrenaba anoche MAR DE PLÁSTICO, una serie de intriga permanente que logró ser lo más visto de la noche y rozar los cinco millones de espectadores. Éxito absoluto. Es Antena 3 una gran estratega en eso de las promociones. Sus trailers y el marketing utilizado con sus productos siempre logran el mismo efecto aunque luego vayan bajando lentamente.
En el caso de ayer, BOOMERANG TV puede sentirse satisfecha de una serie en la que la intriga y el suspense funcionan desde el minuto cero. La trama deja enganchado al espectador y eso es garantía de que la próxima semana tienen la vuelta asegurada. Sin embargo, la serie grabada en Almería tiene en algunos de sus actores la asignatura pendiente de la interpretación de este país: el acento andaluz.
Desde la recordada y caricaturizada “Juani” de MEDICO DE FAMILIA hasta los cientos de personajes basados en andaluces que ha dado la televisión, pocos – por no decir ninguno – han dado con nuestra forma de hablar, mucho más natural y no tan forzada como se empeñan en dibujarla. Tienen entre su elenco a algún que otro andaluz de verdad como es el caso de JESÚS CASTRO. Aunque no sea éste precisamente el ejemplo del sublime actor andaluz. El día que no le toque interpretar a un paisano suyo, veremos realmente los registros que posee, aunque ya a simple vista uno se lo adivina.
Si hay algo más que evidente es el gran atractivo que JESÚS posee y que atrapa a la pantalla. Su mirada angelical lo ha hecho merecedor que todos los papeles que hasta ahora ha interpretado en la pequeña pantalla. Eso sí, todos iguales: andaluces y medio chungos. Y aún así, a Jesús se le nota la falta de tablas y una interpretación que deja bastante de desear.
Supongo que lo que en un principio a mi me parecía un despropósito se ha acabado por convertir en una estrategia por parte de determinadas productoras. Lo que para mí puede ser una humillación en una serie con un elenco bestial donde los que empiezan ahora dejan al descubierto sus limitaciones al lado de monstruos de la interpretación escénica, para ellos puede ser la ocasión de dejar callados a parte de sus espectadores cuando quejándose de la calidad de determinados actores observan a los veteranos valorándolos más.
MAR DE PLASTICO es una buena serie. Con los ingredientes necesarios para tener enganchado a la persona que esté dispuesta a echarle un vistazo. Y en líneas generales con unas interpretaciones aceptables: RODOLFO SANCHO (quizás en un ya trillado pero bien interpretado papel de chulo/bueno problemático) o el gran PEDRO CASABLANC entre otros.

Comentarios