#DoctorTele | Visita histórica en QUE TIEMPO TAN FELIZ

Chicho Ibañez Serrador, retirado de la televisión en la actualidad, ha reaparecido en QTTF
Los rumores que apuntaban a que María Teresa Campos abandonaría Telecinco para volver a TVE se han disipado afortunadamente con la renovación de la malagueña por el programa. Digo esto porque tras ver hoy el QUE TIEMPO TAN FELIZ que nos han regalado, aunque sea por el prestigio de la cadena, tan vapuleada por sus controvertidos formatos, el programa no debe desaparecer y el espacio sin Teresa ya no tendría sentido. 
Lo que este sábado hemos visto en QTTF será dificil superar. Hay planos que llenan la pantalla. Lo hacen a veces por lo que despiertan los profesionales que se asoman a ella. Otras como ha sido el caso de hoy, por su enorme grandeza. El maestro Chicho Ibañez Serrador ha visitado el programa QUE TIEMPO TAN FELIZ. El Rey Midas de la TV, el hombre que lo fue todo en el medio televisivo se ha vuelto a poner delante de la cámara y la ha llenado desde el momento en que ha aparecido. Su particular manera de hablar, de expresarse, de mirar a cámara, en definitiva, de comunicar, ha vuelto a dejarnos pegados a ella, deseando volver a escuchar historias de la television, de la verdadera, de la que inventó todo, cuando nada había hecho. 
Chicho, no solo es el señor que inventó el 1,2,3..., ni siquiera aquel que nos hizo temblar de miedo con aquellas inocentes, sencillas y a la vez geniales HISTORIAS PARA NO DORMIR. Chicho nos trajo otra televisión. La de la innovación. Es triste que los jóvenes capaces hoy de admirar a personajes salidos de polémicos realitys, no sepan que hubo un tiempo en que decir Chicho era hacer alusión a la expectación que creaba con un televisión imaginativa y sobre todo, nada dañina. No nacen Chichos todos los días. La televisión lo da cada cierto tiempo. Decir que la tele le debe mucho es ser injustos porque sencillamente, la televisión sin él no sería la que hoy es. De sus programas salieron estrellas del cine, del teatro, de la música o la televisión. Y de la esencia de sus programas salieron otros muchos más. Rompió moldes y tabúes en una España que comenzaba a disfrutar de aquella caja mágica en blanco y negro. Dice que quiere volver porque este es su mundo pero su grado de exigencia y responsabilidad es tal que no lo hará hasta que sea con algo que no se hayya hecho nunca. 
Y precisamente la magia de la televisión, a veces nos hace ser testigos de fotografías tan impresionantes como las que ilustra esta humilde crítica: Mayra, Chicho y Teresa juntos. La vieja escuela, casi nada. No hay palabras para describir el talento concentrado en solo tres personas. Ayer, Chicho con esa infinita sabiduría sobre el medio, dijo que lo que le falta hoy día a la televisión es un espacio que sobrecoja tanto al espectador que sea capaz de cancelar una cena por ver su programa favorito. Y eso amigos, pasó durante muchos años cuando el nombre del espacio lo firmaba él. Ayer la televisión lo fue un poco más porque la volvió a pisar él. Felicidades maestro!

Comentarios