Algo está fallando en CUÉNTAME COMO PASÓ

Tras las intensas tramas de temporadas anteriores, CUÉNTAME COMO PASÓ comenzó hace algunas semanas la actual con la promesa de ir más tranquilos y dejar tanto drama aparcado y una vuelta a los orígenes. Pero la verdad es que nos hemos encontrado con una serie donde da la sensación que nunca ocurre nada.

Antonio y Merche han hecho las paces. Pero el resto de personajes no aportan nada
Que conste que teniendo enfrente al terremoto de GHVIP conseguir una media del 18% de audiencia es más que meritorio. Pero dejando las audiencias aparte, la verdad es que la temporada actual de CUÉNTAME está dejando más indiferente que otra cosa. La apuesta por el barrio y por la comedia no está reñida con la puesta en escena de tramas interesantes que enganchen al espectador. 
El exceso de drama en anteriores temporadas, hizo que la serie se replanteara tras las críticas sobre la pérdida de su esencia, un cambio radical y una vuelta a los orígenes que tampoco ha sido así. 
El drama ha dado paso a tramas episódicas más bien ñoñas y carente de interés alguno. Que pueden quedar muy bien de secundarias pero para nada como principales. Pero además noto demasiados vacíos en la serie. El ejemplo más claro lo tenemos en los hijos de los Alcántara: ¿Qué es de Tony? ¿Por qué Inés apenas aparece? Por no hablar de la trama de Carlos y Nuka, carente de sentido alguno y totalmente prescindible. 
La vuelta de Nieves a su peluquería nos devolvió la esperanza de recuperar la esencia de la serie. También el kiosquero nuevo y el bar de Tinín regentado ahora por un secundario de lujo: Guillermo Montesinos nos ilusionó. Pero cuál ha sido nuestra sorpresa al darnos cuenta que estos personajes a los que dieron tanto bombo en la presentación de la temporada, apenas aparecen.

Como fiel seguidor de la serie desde su primer capítulo, y viendo las reposiciones que La 2 emite en su sobremesa, hecho en falta tramas potentes que ocupen toda la temporada, sigo esperando el final para el personaje de Roberto Cairo (Desi), me apetece seguir una historia de amor entre Carlos y Karina, que deberían acabar juntos. Y luego seguir completando cosas que se han perdido: ¿Que ocurrió con el hijo de Toni? ¿Y con la tienda de moda de Merche? ¿No le van a dar más protagonismo a los hijos de Antonio y Merche? Queremos más "Rosa Chillón". Pero sobre todo queremos emociones. El humor está bien pero en pequeñas dosis. Da la sensación que la serie ha bajado el listón a la altura de otras series de la actualidad. Y antes CUENTAME marcaba la diferencia. 

Comentarios