DE COMO LUCÍA ETXEBARRÍA ACAMPÓ EN UN REALITY Y MÓNICA PONT SE HIZO FRIKIE

Ver para creer. Esta semana, la escritora y Premio Planeta Lucía Etxebarría se convertía en concursante del Campamento. No lo hacia sola, tras muchas salidas de tono, Mónica Pont parece que ya se ha convertido en la frikie oficial de la cadena...

Lo que es la vida: Lucia Etxebarría junto a Karmele Marchante en el reality de Telecinco

La crisis está llevando a muchos de nuestros famosos a hacer cosas auténticamente lamentables... Es verdad que cuando allá por la década de los noventa, conocimos a Mónica Pont en el inolvidable Hostal Royal Manzanares que regentaba por entonces Lina Morgan los jueves por la noche en La 1, nunca nos asombramos por sus dotes de actriz precisamente pero también es verdad que nunca nos imaginamos que terminaría siendo un juguete en manos de una cadena como Telecinco.
Después de mucho tiempo, un día volvimos a saber de aquella chica rubia de piernas y nariz larga. La vimos por los estudios de Telecinco entre peleas, llantos y abandonos de plató. Y cuando se "había hecho un nombre" en la cadena de Vasile, esta semana llegaba su gratificación: se convertia en uno de los scauts del reality de Telecinco. 
Y en Telecinco ya saben, menos por las Noticias, las imágenes del programa ya ha pasado por todos sus espacios. Pero mi sorpresa ha sido mayúscula cuando dentro del grupo de concursantes del CAMPAMENTO, nombre del nuevo esperpento de Casa Vasile se encontraba Lucía Etxebarría, la escritora. No podía creermelo!! Lucía es escritora de verdad. No de las que escriben sus memorias o cuya trama principal es poner a parir a Menganito o Fulanita. Lucía ha sido Premio Planeta. Sin embargo, parece que las deudas con Hacienda la han empujado al oscuro mundo del reality, participando en el Campamento de Telecinco donde muy probablemente deje toda su trayectoria y parte de su dignidad.
Mónica Pont se convirtió tras muchos enfrentamiento en el nuevo fichaje de SALVAME

En solo unos minutos en los que he visto el programa, he podido ver como Lucía se encontraba desorientada, avergonzada y casi apenada. Que tantos años de esfuerzos y grandes logros se vayan al garete debe ser duro. Sin embargo, la nueva Mónica Pont es sobre actuada hasta límite insospechados, esforzándose sobremanera a ser más frikie de lo que ya de por sí es. Hablando como si fuera una niña tonta, gritando con esa voz insoportable. Asumiendo totalmente la nueva personalidad que le ha dado de nuevo trabajo.
Así es la vida. Hay que comer. Si un Administrativo trabaja de camarero porque no hay demanda de su puesto de trabajo, supongo que en la tele pasa lo mismo. Hay que adaptarse a los nuevos tiempos. Eso sí, en el caso del administrativo metido a camarero, su dignidad está a salvo. Lástima no poder decir lo mismo del duro trabajo del famoso... 

Comentarios