ENTREVISTA EXCLUSIVA: EDUARDO ALDÁN: Si algo que vemos no nos gusta y aún así arrasa en audiencia, habrá que plantearse muchas cosas

Eduardo Aldán lleva 7 temporadas con su obra ESPINETE NO EXISTE

Puede presumir de haber sido uno de los pocos humoristas que destacó en su paso por la última etapa de UN DOS TRES... A LEER ESTA VEZ. Puede sentirse afortunado ya que cumplió el sueño de trabajar en el programa que admiró desde siempre. Eduardo Aldán se incorporó al 1,2,3... de Luis Roderas para un programa pero luego se quedó toda la temporada. Mediante la magia de las redes sociales, pude contactar con él y fue tan amable que incluso respondió a esta pequeña entrevista. Gracias Eduardo!! 

Debe ser muy fuerte para un seguidor acérrimo del concurso como usted participar y formar parte de un programa como el que – según tengo entendido – ha admirado tanto ¿Cómo llega usted al 1,2,3?

Pues la verdad es que fue un sueño de infancia hecho realidad. De hecho en mi espectáculo ESPINETE NO EXISTE cuento esa historia para demostrar que a veces los deseos se cumplen.
Llegué a hacer el casting de pura casualidad gracias a un amigo que me lo dijo, y no estaban buscando nada concreto. Pero algo mágico ocurrió aquel día e improvisé un personaje que a Chicho y a todo el equipo le encantó. Iba a estar solamente un día y al final me quedé toda la temporada.

¿Recuerda su primera vez con Chicho...?
¡Claro! Fue ese mismo día antes de comenzar la prueba. Tan solo me miró fijamente y me dijo: “Adelante”. Yo improvisé un personaje y una serie de gags y cuando acabé, se me quedó mirando en silencio y tras negar con la cabeza, dandome a entender que no le había gustado dijo: “Enhorabuena y bienvenido. Está usted en el Un, dos, tres…” y sonrió para compensar el mal rato que me había hecho pasar durante unos segundos.

Confiéselo: ¿Usted era más de Ruperta o de Botilde? 
De Ruperta, ¡Siempre!!

Elija una de las dos opciones: ¿Tacañonas o Bomberos?
Todos eran muy buenos, pero quizá elija una tercera opción: Don Cicuta.

Desmontemos mitos: Es verdad que Chicho no tiene su oficina en el piso de arriba ¿no?
Su voz se oye por todos los lados, pero arriba solo hay focos y techo

Vale, asumo que esta pregunta es nula en cuanto a originalidad pero... no puedo dejarla pasar ¿le han dado a usted muchas calabazas?
Pues alguna que otra…

Casualmente yo estaba en aquella grabación del día en que TVE decidió no emitir más 1,2,3... y se que se vivieron momentos muy tensos ¿Cómo lo vivió usted?
Pues yo estaba allí y sentí que ese iba a ser el final definitivo. Me invadió una enorme pena por saber que me separaba de un equipo increible y al mismo tiempo la sensación de haber vivido un sueño.

Quitémonos las caretas: ¿Qué tiene usted contra Espinete? 
No solo no tengo nada en contra, sino que soy un fan del personaje al que tengo un cariño enorme. Además le estoy eternamente agradecido porque su nombre me ha dado suerte durante los 7 años que llevo con el espectáculo “ESPINETE NO EXISTE”.

¿Cómo recuerda la televisión de los 80? ¿Hemos mejorado o empeorado? Sus pros y sus contras.
La tele cambia y se adapta a los tiempos. Es un espejo de la sociedad que la mira. Si algo que vemos no nos gusta y aún así arrasa en audiencia, habrá que plantearse muchas cosas.

¿Tendría cabida en la tele de hoy el 1,2,3...?
Yo creo que ese formato es tan bueno y caben en el tantas cosas y formas de entretenimiento, que puede adaptarse y funcionar hoy perfectamente, tal y como se adaptó y funcionó durante tantos años.

¿Qué hace ahora y qué le gustaría hacer? 
Estoy volcado de lleno en mi productora de espectáculos ALDAN COMPANY con la que llevamos ya 8 montajes y actualmente 3 en cartelera. Preparando cosas nuevas que me apetece mucho hacer. De hecho lo siguiente que dirija no será comedia sino… Terror.

¿Echa de menos la televisión? 
Mas que echarla de menos lo que me gustaría encontrar un programa en el que me apeteciese de verdad estar.

¿Qué recuerdos tiene de CQC?
Muy buenos, puesto que fue un gran escaparate para mi y creo que esa temporada tuvo una calidad que luego ya no se pudo mantener.

¿Qué falta y que le sobra a la televisión de hoy?
Le falta variedad de ofertas para satisfacer y captar nuevos gustos. Se arriesga muy poco en televisión.
Por eso creo que lo que le sobra son las formulas repetidas y copiadas una y otra vez en todas las cadenas.

Comentarios