EL FUTURO DE ONDA CÁDIZ...

Los estudios de Onda Cádiz Radio solo dan para dos programas. El resto de las 24 horas, repeticiones y música.
La crisis continúa cobrándose victimas. Y aunque todavía no se sabe cuál será el futuro de Onda Cádiz, el blog de mi compañero Pepe Contreras, nos apunta hoy mismo que hay rumores que apuntan a drásticos recortes en el canal, recortes que podría afectar incluso al personal de la casa. Muchos de ellos, caras conocidas.
 Hace poco más de un año, tuve la suerte de entrar en Onda Cádiz y poder compartir durante unos meses sus magnificas instalaciones y sus formidables estudios. 
Cuando al término de la temporada de verano, el año pasado logré hablar con algún directivo de la casa, para ofrecerle algún proyecto, y hablar sobre mi permanencia en el canal, ya me pusieron al tanto de la mala situación de la empresa. Una radio que solo emite dos programas en 24 horas, ya es para ponerse a pensar. Es tirar un dinero en balde. ¿No sería mejor completar al cien por cien, una de las partes? O la radio o la tele.
Apunta mi admirado Pepe Contreras, que podrían prescindir de grandes colaboradores. Yo me pregunto cuál es la razón por la cuál prescindirían de una figura que aunque tiene una gran importancia en cualquier medio, es el que menos "molesta" económicamente (¡!)
Será por eso, que Onda Cádiz no retransmitió en directo el Via Crucis Diocesano, será por eso, que este año, en vez de buscar sustitutos para sus programas matinales dando la oportunidad a gente nueva, lo que han hecho ha sido emitir solo uno y bastarse con los propios presentadores de la mañana para que se sustituyan el uno al otro y viceversa. Será por eso, que no ha habido magazin de verano y que su programación se ha quedado estancada y pobre. Y lo digo yo, que jamás criticaría a una cadena en la que estuve muy cómodo y a la que volvería si me ofrecieran unas mínimas condiciones.
Cuando la tele y la radio municipal echó a andar, muchos de los que amamos el mundo de la comunicación, nos alegramos porque al fin y al cabo significaba trabajo pero ¡qué equivocados estábamos!. Solo unos pocos - los de siempre - se repartieron el pastel y ahí siguen. Y aquí seguimos.

Comentarios