LOS CHIC@S HERMIDA SE REUNEN 24 AÑOS DESPUES


Ahí lo tienen: de izquierda a derecha: Consuelo Berlanga, Juan Carlos Martín, Goyo González, Concha Galán, el realizador de POR LA MAÑANA, Nieves Herrero, la propia María Teresa Campos junto al cantante de la orquesta del programa que hoy en día es integrante del grupo IL DIVO, Belinda Washinton, Irma Soriano y Patricia Ballesteros. 

Ayer Telecinco recibió la visita de los chicos más envidiados de la televisión de los años 80. No en vano, se sabía que donde el maestro Hermida ponía el ojo, ponía la bala. Y el profesional que trabajara con él, conseguiría llegar lejos en el mundo de la televisión. La edición sabatina de QUE TIEMPO TAN FELIZ dedicó a los chicos y chicas Hermida una tarde de recuerdos, reencuentros y buen rollo. Al mando de esta tarde: una chica Hermida, la propia María Teresa Campos que se veía en toda su salsa.
Para aquellos mitómanos de las 625 líneas como el que les habla, ayer disfrutamos de lo lindo viendo videos inéditos y recordando el primer programa matinal de la televisión. Antes que ni Ana Rosa, ni la propia Campos llegaran a la primera hora de la mañana.
Porque si hoy tenemos programas matinales se lo debemos a Hermida. POR LA MAÑANA con Jesús Hermida supuso la liberación total en un plató de televisión. Donde tan pronto se entrevistaba a alguien serio, como había obras de teatro, actuaciones musicales o concursos como el inolvidable Cao Cao con la señorita Soriano. Frente a esas cuatro horas de televisión en directo, Jesús Hermida que se prestaba a casi todo: a disfrazarse, a cantar, a bailar, a discutir. La televisión de Hermida era tan cotidiana como la que luego María Teresa hizo cuando el maestro le dio el relevo. La vieja escuela de la televisión sigue hoy al pie del cañón. Ni peleas, ni polémicas, ni corazón sin corazón, la tele de los 80 y la tele de Hermida fue la televisión más imaginativa que hemos visto en la historia de los más de sesenta años de TVE. Fue el primer experimento que se hacía en las mañanas, y les dejaron hacer lo que quisieron. Lo podrían haber hecho mal y equivocarse pero lo hicieron mejor todavía.
La recompensa de Jesús, 24 años después la tiene en el enorme cariño que sienten los que trabajaron con él. Y en el buen rollo que hay entre aquellos chicos y chicas Hermida, que un día se pusieron delante de una cámara para sacar adelante el primer programa matinal. Y la señorita Soriano, la señorita Berlanga, Curro Castillo, Don Basilio, Goyo González, el propio Carlos Ferrando, la señorita Herrero, Concha Galán y sus espléndidos play back, y un largo etcétera se hicieron conocidos y queridos por el público. Lo que ha llovido desde aquella primera vez, y a día de hoy, a muchos de ellos se les sigue admirando igual. Como para no darle las gracias al maestro Hermida por habernos regalado aquel tiempo tan feliz

Comentarios