LA PANTOJA, POR FIN… EN TELECINCO

Un 27,4% en total y concretamente un 45% en el momento del reencuentro entre Isabel y Kiko, siguieron anoche la reaparición de Isabel Pantoja en Telecinco. No crean que ha sido fácil ponerle titular a este artículo porque se me han ocurrido muchísimos. Telecinco vivió anoche un día histórico. Tras machaques, tertulias en las que se la dicho de todo: desde ladrona a prepotente pasando por mala amiga, señora que no canta (como la llamaba Karmele), ¡sorda!, incluso hasta dudar del amor que Paquirri le tenía o de su identidad sexual. Isabel Pantoja, la que levantó un programa llamado AQUÍ HAY TOMATE y la que le abrió las puertas de la televisión a Mila Ximénez, la misma que ha dado de comer a tanta y tanta gente que ha hablado de ella en los platós, finalmente pisó Telecinco. Y lo ha hecho para mostrar una Isabel que nos ha sorprendido. Una Isabel que llegó y convenció. Se mostró simpática, cercana, tierna  y hasta chistosa.

Y Telecinco se ha rendido a sus pies. El primero Vasile que la recibía con un ramo de flores donde decía: POR FIN, en Telecinco. El momento de reencuentro entre Isabel y Jorge Javier ha sido televisivamente hablando, “histórico”. Algo que hace solo un mes y medio era impensable se hizo anoche realidad. Isabel habló, lloró, rió y hasta cantó. Permitiéndose los divismos que toda diva se puede permitir: “Quiero un foco que solo alumbre a mi persona”. Así, porque ella lo vale y se llama Isabel Pantoja. Dijo poder perdonar pero no olvidar todo lo que se ha dicho de ella. El peloteo de Jorge era directamente proporcional al de la propia Isabel: cantes, besos y muchas risas.

Probablemente las opiniones en torno a la decisión de Isabel de acudir a Telecinco con todo lo ocurrido serán de lo más variadas. En el fondo Isabel ha llevado a su terreno aquello de “Si no puedes con el enemigo, únete a él”, como en su día lo hizo Mª Teresa Campos tras su rifi rafe con Vasile. Decisión inteligente. Isabel tiene la fuerza y el poder de convocatoria que solo tienen las artistas de su talla. Es curioso que a las televisiones les haya costado años para intentar desvirtuar la imagen de la tonadillera y sin embargo, a ella le ha bastado solo un par de horas en televisión para conquistar a buena parte del público, problemas judiciales aparte. Seguro que no será la última vez que veamos a Isabel y a Kiko en Telecinco. De momento a Kiko lo veremos todos los jueves y me huelo que se convertirá en el próximo fichaje de la cadena. A todo esto, el hijo de La Pantoja nos regaló también momentos muy divertidos: dijo que no le gustaría que su hermana saliese con un negro “porque la tienen muy grande”, le confesó a Jorge gustarle “todas las mujeres, como a cualquier hombre. Bueno a todos … tu sabes - dijo mirando a Jorge Javier. En fin, que anoche se cerró un ciclo y se cumplió con un objetivo que tenían en mente todas las televisiones. Tele 5 se llevó el gato al agua. Pero que Pantoja no respire tranquila, ahora nos queda la resaca de la entrevista, en la que todo lo que se diga de ella, no tiene porque ser bueno. Por muy bien que estuviese anoche la cantante.

Comentarios