ESPAÑA, EN ESTADO DE ALARMA


Por primera vez en la historia de la democracia. Se ha ido de las manos. Ya días antes habían anunciado huelga por Navidad. Así que muy de sorpresa no ha cogido. La insensatez de este gremio de trabajadores clama al cielo. ¿Pero quienes se creen para jugar con un país que se muere de la crisis que tiene encima? Con la ilusión de la gente que ha cogido estos dias para disfrutar de la familia o de las vacaciones.
El estado de alarma declarado, no hará sino obligar a los controladores a que acudan a su puesto de trabajo, y si no lo hacen, estarán cometiendo un delito grave. Lo que debería hacer el Gobierno es tener mano dura con esta gente y despedirlos a todos. Seguro que hay muchos controladores en paro que estarían dispuestos a coger su relevo.

Comentarios