LAS LAGRIMAS QUE VALEN ORO


Pues nada, ya tenemos de nuevo drama nacional. A la mierda el verdadero drama de España que es un paro que no cesa en crecer ni una crisis que no se le ve el fin. El verdadero drama nacional se llama BELEN ESTEBAN. La infidelidad por parte de su marido, Fran Alvarez, ha animado un poco más si cabe, las tertulias y el debate en torno a este fenómeno social. 
Todos se frotan las manos: las cadenas porque las audiencias de sus programas de cotilleos (que son muchos, demasiados) ha crecido y eso se paga muy bien en términos publicitarios, los tertulianos (que no pisarán ni su casa porque se llevarán más tiempo en platós debido a la "gravedad" del asunto), los amantes, amigos y enemigos íntimos y por supuesto los protagonistas. A Fran Alvarez se le ha llegado a ofrecer 250.000 euros por contar sus intimidades en televisión. Y por supuestos ella, la Esteban, la mal llamada "Princesa del pueblo", y la que cuando vea como da de sí su triste separación, cambiará su frase que hace alusión a su hija por otra parecida: "Yo por unos cuernos ma-to"
Será difícil evadirse del tema porque si la televisión emite 24 horas al día, de Belén se habla 25. Aunque todo es proponérselo: está la calle, internet, un café con los amigos ó leerse un libro, v están incluso los canales de TDT pequeños,de música, de series o de noticias. Eso sí, tendrá que tener cuidado si sigue alguna tertulia política de las que proliferan por la noche, no sea que hagan realidad aquella pesadilla de hace unas semanas y Belen Esteban cope el nuevo partido político.

Comentarios