UN BESO Y UN BALON: ESPAÑA, CAMPEONA DEL MUNDO

Lo de anoche no tiene nombre. Por primera en mi vida, sentí envidia de aquellos que aman y disfrutan con el futbol. Porque si yo, que nunca he visto más de diez minutos seguidos de un partido, notaba como el corazón se me salía, no quiero ni pensar qué es lo que pueden sentir esa gente que siente los colores y apoya incondicionalmente a su equipo.
Anoche, rodeado de familia, y viendo luego la locura de la calle, pude darme cuenta que más allá de que el fútbol sea un negocio (que lo es y de los más rentables), y una fiesta para una España en plena crisis económica, el fútbol ha servido para poner de acuerdo y unir a casi toda España con un mismo objetivo. Que Rajoy y ZP estén de acuerdo en la victoria ó que catalanes, vascos, andaluces y madrileños ondeen la misma bandera, eso solo lo consigue el fútol. Ojalá, todos los problemas del mundo, se arreglaran con un balón y un partido. Así, hasta yo me haría deportista. Enhorabuena a La Roja!!!!!

PD: Y qué quiere que les diga, el beso entre Sara Carbonero e Iker Casillas, fue de lo más esperado. Creo que después del torero y la folklórica, ha nacido una pareja con raíces españolas: el futbolista y la periodista. A ver si THE TIMES tiene “balones” de decir algo

Comentarios