SIN PELOS... EN LA LENGUA

Sé que desde este momento, mi imagen cambiará ante ustedes. Que el apodo de “malvado” se convertirá en mi nuevo apellido. Pero hay algo que llevo mucho tiempo callándome y hoy dejaré de hacerlo. Porque si yo – con un despiste como el mío que puede llevarme perfectamente a hablar con alguien un buen rato sin saber quién es – lo he visto, ustedes también se han tenido que dar cuenta.
Hay cosas que dan como se dice en la “jerga juvenil”, mucho “palo” decir, pero si a estas alturas nos vamos a poner con tonterías, mejor cerrar el chiringuito y no me gustaría con el verano a la puerta de la esquina.
Pues allá va. Que seguro que es una tontería ¿no?… pero… me muero por decirlo: ¿Han visto el bigote de Nani Gaitán? La bellísima y pizpireta andaluza, no puede disimular ni tan siquiera con el maquillaje que conlleva salir por televisión, disimular su curioso mostacho, ya más famoso que los de Utrera!

Comentarios