TANTO PARA LA CAMPOS

No falla. Cuando las cosas se hacen desde el respeto y con profesionalidad, da sus frutos. María Teresa Campos recibió el pasado sábado la llamada de uno de las personajes del corazón que cualquier programa rosa les gustaría tener: Rocío Carrasco, la hijísima de Rocío Jurado llamó a María Teresa para agradecerle el programa homenaje a su madre y dejar algunas cosas claras con los Mohedano. 
Fue una prueba y una bofetada sin manos de Rocío Carrasco al resto de programas que continúan hablando de ella y su familia sin respeto alguno. Desde el momento en que Campos comenzó su especial, se esperaba que fuera a ser un buen programa. Y no defraudó. Si señora Campos, así se hace.

Comentarios