Telecinco continúa con la crisis

Si el invierno y la primavera no han sido muy buenas estaciones para Telecinco, el verano tampoco lo va a ser. Para empezar, los recientemente estrenados EL TOPO y UN GOLPE DE SUERTE no cuentan con el beneplácito de la audiencia. De hecho, el reality presentado por Daniel Domenjoó recortará desde este mismo jueves su duración tras los discretos datos.
Pero la cosa va más allá. Este lunes, Telecinco cambió toda su franja de sobremesa (el principal problema de la cadena de Vasile) y el resultado ha sido desastroso: UN GOLPE DE SUERTE no solo sigue con malos datos (971.000 espectadores y 12.9%) sino que además, el serial YO SOY BEA que funcionaba perfectamente, con el cambio de horario se ha hundido con solo 899.000 y 6.9%.

Comentarios