LA CAIDA DEL MITO

No hay tenido suerte LA TRIBU, la vuelta de Sardá a Telecinco


Así es la tele. Unos días estás arriba y otros abajo y si no que se lo pregunten a la tensión de mi vecino, que lo trae loco pero no es de la tensión de mi vecino de lo que vengo a hablarles sino del regreso de Javier Sardá a Telecinco.

Eso yo lo sabía, vamo, yo no es porque sea el que sabe mas de la tele y punto, sino porque estaba cantadísimo. Vamos a ver: la tele ha cambiado de los años gloriosos de CRONICAS a hoy. No se si para mejor o peor. Pero de hecho, el programa de Sardá acabó, aparte de que porque su presentador podría estar cansado, porque veía como la audiencia se desgastaba poco a poco. Pues el señor Sardá no se le ocurre otra cosa que volver con lo mismo. Hombre, que eso lo hace Pepe Navarro y lo entendemos porque no ha hecho otra cosa en su vida (olvidemos esa etapa en el Juego de la Oca, que nunca entenderé quién tuvo la culpa).
Probablemente de Sardá se esperaba mucho más. Y lo que hizo fue decepcionar. El programa ya olía un poco nada más enterarnos que Mercedes Mila le acompañaría. ¿Cómo conviven en un mismo programa dos pesos pesados de la tele? Ellos con sus egos y demás. La Milá no aguantó ni tres semanas, y cuando vio que no se hacía lo que ella quería... cogió y se fue.
Esta semana, Sardá volverá al late night en esta ocasión solo el martes. No tiene pinta de que el programa vaya a reflotar, y me temo que de "La Tribu" no quedará ni el jefe indio, en un par de semanas. Contará con Latre (que ha perdido fuelle a pesar de su genialidad) y Boris (que ya no es el único gay de la tele). El regreso a Telecinco de Sardá me recuerda al de María Teresa Campos... Lo dicho: Unos días arriba, otros abajo. Por cierto: Juanito!!, cuidate la tensión!!

Comentarios